CIRUGÍA BUCAL Y MAXILOFACIAL

Los procedimientos quirúrgicos no tienen que ser traumáticos. En DentalSpa® somos especialistas en técnicas quirúrgicas y reconstructivas. A través de la constante educación continua podemos ofrecer los últimos avances en materia terapéutica y estética. Parte de los tratamientos a tu disposición son los siguientes:

  • Extracción De Terceros Molares

Extracciones de las “muelas del juicio” bien erupcionadas o incluidas, bajo anestesia local y sin dolor. Olvídate de las cordales en una sola sesión si deseas. Son necesarios cuidados mínimos como tratamiento farmacológico, ingestión de dieta líquida las primeras 24 horas y dieta blanda los primeros días, así como evitar el consumo de alcohol y tabaco.

  • Quistectomía

Consiste en la eliminación quirúrgica de quistes asociados a la cavidad bucal. Son removidos y la zona es cuidadosamente limpiada para prevenir su reaparición. En algunos casos según la extensión puede ser necesario injerto óseo. Las muestras son enviadas al laboratorio de patología bucal para determinar al microscopio el diagnóstico definitivo y las características histopatológicas de la lesión.

  • Bichectomía

Es una cirugía plástica que consiste en eliminar las bolsas de Bichat. Estas estructuras de tejido graso se ubican debajo de los pómulos. Dicha eliminación de grasa se realiza con el propósito de perfilar el rostro, alargar la cara y balancear sus proporciones. Esta cirugía complementa a otras cirugías estéticas como la rinoplastía o mentoplastía. El procedimiento se realiza bajo anestesia local y toma aproximadamente 20 minutos. Las incisiones son realizadas en la cavidad bucal por lo que no quedaran cicatrices en la cara. A partir del mes se podrán observar los resultados definitivos. Tras una Bichectomía se recomienda ingerir dieta líquida las primeras 24 horas y luego dieta blanda, acompañado de una buena higiene bucal, evitando el alcohol y el tabaco para favorecer la cicatrización.

  • Avance Mandibular

Es un procedimiento quirúrgico con fines estéticos que consiste en colocar injertos óseos para mejorar el aspecto del mentón. Se emplean injertos autólogos, es decir el paciente es su propio donante, por lo que no hay riesgos de rechazos del injerto. La incisión se realiza en el fondo del vestíbulo de la cavidad bucal, por lo que no quedan cicatrices en el rostro.

“QUEREMOS QUE VUELVAS A SONREIR”